Mujeres y Hombres: ¡Volvamos A Ser Un Equipo!


Por: Claribel Maldonado, MBA



La complementariedad entre el hombre y la mujer expone la riqueza en cada cual con la meta de construir juntos un ambiente libre, considerado y respetuoso. Enfocarse en buscar un equilibrio en lugar de declararse la guerra de los sexos. Reconocer las diferencias es una oportunidad para aprender, crecer e innovar.

Patricia Delbeljuh, directora del Centro Walmart del IAE Business School en Argentina, lo expresa así: “La plenitud de lo humano no la realiza ni ella ni él por separado, sino que la unión de ambos configura lo plenamente humano.”

La neurociencia muestra que para las mujeres es importante un entorno laboral más estructurado y un trabajo más cuidado. Ellas son más detallistas, poseen fluidez verbal, habilidad de escritura, velocidad perceptiva y destrezas en multitareas. Permanecen más orientadas a las caras y con mayor empatía emocional, conservando recuerdos más fuertes y vivos.

Los hombres por lo general realizan un mejor análisis de las percepciones espaciales, habilidades mecánicas, mayor concentración y están más orientados a una solución.

La complementariedad entre los sexos plantea que la familia y el trabajo también deben trabajar de la mano. La corporación puede ver a la familia como un nuevo asociado o “stakeholder”, que al unirse pueden aumentar la productividad.

Luciana Abreu, Directora de Marketing de SCJ Brasil expresó: “Hoy las decisiones laborales tienen un profundo impacto en la familia, ya no solo en la mujer o en el hombre por separado. Los núcleos familiares han cambiado y con ello la toma de decisiones familiares y laborales, por eso la complementariedad entre ambos sexos es necesaria tanto dentro como fuera del hogar.”

La pandemia del Covid-19 hizo urgente desarrollar estrategias para armonizar el trabajo y la vida familiar. Ha llegado la hora de fomentar la complementariedad. Es tiempo de buscar un equilibrio sano y productivo. ¡Volvamos a ser un equipo!



3 visualizaciones0 comentarios