Vulnerabilidad – La Clave Para Desbloquear un Mejor Liderazgo

Recurso: Magda Vargas SHRM-SCP, SPHR

Hay pocos mitos tan universales como la noción que los líderes deben aparentar ser fuertes y seguros o por lo menos ese era el caso antes de la actual pandemia, la cual ha expuesto las muchas debilidades de los líderes fuertes y dominantes y ha resaltado la superioridad de aquellos que tienen el coraje de revelar sus vulnerabilidades.

Las personas dentro de empresas de todo tipo están mejor cuando sus líderes son inteligentes, honestos y atentos al tomar acciones audaces y potencialmente impopulares - cuando su enfoque está en ayudar a la organización a avanzar; no en cómo ellos mismos se ven y claramente no en crear un falso sentimiento de invencibilidad que en realidad sólo daña a la gente. En un mundo complejo e incierto que exige aprendizaje y agilidad constante, los líderes más adaptables son aquellos que son conscientes de sus limitaciones, tienen la humildad necesaria para aumentar su propio potencial y el de los demás, y tienen suficiente coraje y curiosidad como para crear conexiones sinceras y abiertas con los demás. Prosperan creando climas de equipos inclusivos con seguridad psicológica que aliente la crítica constructiva y disidencia.

De acuerdo a la Dra. Brené Brown, Ph.D, LMSW, en su último libro ‘Daring Greatly: How the Courage to Be Vulnerable Transforms the Way We Live, Love, Parent and Lead’ (Atreviéndose Enormemente: Cómo el Coraje de Ser Vulnerable Transforma la Manera en Que Vivimos, Amamos, Criamos, y Lideramos), “La vulnerabilidad es el núcleo, el corazón, el centro, de las experiencias humanas significativas.” Define a la vulnerabilidad como “incertidumbre, riesgo, y exposición emocional.”

Mitos y Conceptos Erróneos acerca de la Vulnerabilidad

1. La vulnerabilidad es una debilidad.

La doctora Brown dice, “Sentir es ser vulnerable.” Así que cuando consideramos que la vulnerabilidad es una debilidad, consideramos que sentir las emociones propias también lo son, y dice, “La vulnerabilidad suena como la verdad y se siente como el coraje.”

2. Algunas personas no pueden experimentar la vulnerabilidad.

Prácticamente todo el mundo siente vulnerabilidad en algún momento de la vida. “La vida es vulnerable,” señala la doctora Brown. Ser vulnerable no es la elección que tenemos que tomar, según indica. En su lugar, la elección es cómo respondemos cuando los elementos de la vulnerabilidad nos acogen: incertidumbre, riesgo, y exposición emocional. Muchos de nosotros respondemos evitando o suprimiendo la vulnerabilidad.

3. La vulnerabilidad significa volcar algunos de tus secretos.

Algunos de nosotros dudamos en ser vulnerables porque asumimos que eso significa exponer nuestros “secretos.” Asumimos que ser vulnerables significa volcar nuestro corazon a extraños y, como la doctora Brown lo expone: “dejarlo todo expuesto.” Pero la vulnerabilidad acoge los límites y la confianza, sigue diciendo, “La vulnerabilidad se trata de compartir nuestros

sentimientos y nuestras experiencias con personas que se han ganado el derecho a escucharlas. Ser vulnerable toma coraje.”

4. Otro Mito:

Puedes Hacerlo Solo. Ninguno de nosotros, al reconocer nuestra vulnerabilidad, debe fingir que puede “hacerlo solo.” Cuando le preguntamos a los demás, “¿Puedes ayudarme con esto? ¿Qué opinas de este asunto? ¿Estás dispuesto a trabajar en esto conmigo?” “No estoy seguro de qué debemos hacer aquí”, estamos expresando nuestras vulnerabilidades de manera valiente y positiva.

Líderes Vulnerables

En el mundo empresarial actual, los empleados, accionistas y clientes todos exigen CEO que sean honestos y transparentes - aquellos que no sólo son seguros, sino que también se puede confiar en ellos. Sin embargo, recientemente Edelman Trust Barometers demostró que la confianza en los líderes comerciales está decayendo. Componiendo esta preocupante tendencia, la prevalencia de la mala praxis corporativa, destrucción de valores, y culturas corporativas tóxicas, los ejecutivos pueden ganar hasta 271 veces más que el trabajador promedio.

Para desestabilizar la imagen del CEO egoísta que tiene poco para perder, los líderes de negocios deben ser honestos acerca de sus vulnerabilidades - la susceptibilidad propia, de sus asociados, y de sus negocios a las pérdidas o los errores. Si los CEO continúan actuando como si no tuvieran nada para perder o actuando de manera egoísta, no lograrán recuperar la confianza.

En los negocios, la vulnerabilidad ha sido y generalmente es percibida como una debilidad. Los títulos de los medios alientan a los negocios a que eviten la vulnerabilidad o que sufran las consecuencias: “El 30% de los Negocios de Minoristas de Autopartes es Vulnerable a Amazon”, “Las Cinco Industrias Más Vulnerables a la Disrupción Digital”. La vulnerabilidad personal es considerada una desventaja para los líderes y sus organizaciones, así que es cuidadosamente evitada. La sabiduría convencional sostiene que es difícil liderar o negociar o tener exigencias desde una posición de debilidad percibida.

Lo Que Hacen los Líderes Vulnerables

Ser vulnerables en el espacio laboral no significa andar por ahí con una caja de pañuelos y compartiendo sus secretos más profundos y personales con todos. ¿Cómo se ve ser vulnerables en el ambiente laboral?

Hay que aceptar el hecho de que la vulnerabilidad es una fortaleza. Ser vulnerables no es algo malo y no hace que sean débiles; en realidad los vuelve mejores líderes porque dejan de desperdiciar energía protegiéndose de lo que creen que los demás no deben ver. Les permite comenzar a mostrar sus verdaderas personas. Al aceptar la vulnerabilidad como una fortaleza, dejan de preocuparse por tener todas las respuestas y se dan cuenta de que está bien estar equivocados.

Hay que admitir y responsabilizarse por los errores. Todos cometemos errores, en especial cuando somos líderes. Cuanto más estemos dispuestos a admitir y responsabilizarnos por nuestros errores (no inventar excusas, señalar con el dedo, o evitar las responsabilidades) más los demás confiarán en nosotros y querrán seguirnos. Asumir la responsabilidad, pedir disculpas, y enmendar los

errores que cometemos no siempre es fácil, pero son cosas esenciales para que tengamos credibilidad con las personas que nos rodean.

No hay que tomarse con demasiada seriedad. Es importante que tengamos un sentido del humor y no quedemos demasiado ensimismados, lo cual es algo que muchos hacemos, particularmente siendo líderes. “¿Tienes idea de lo importante que creo que soy?” Debemos reírnos de nosotros mismos, darnos cuenta de cuándo nos volvemos demasiado serios, y tener suficiente autoconsciencia como para mantener las cosas dentro de una perspectiva saludable.

Se debe pedir y recibir ayuda de los demás. Siendo líderes, a la mayoría de nosotros nos gusta ayudar a los demás, pero a menudo tenemos dificultad para pedir y recibir ayuda. Solicitar ayuda puede ser percibido, en especial de nuestra parte, como un reconocimiento de debilidad o un reconocimiento de que no somos capaces de hacer algo. Sin embargo, todos necesitamos ayuda y apoyo - y en algunos casos, necesitamos mucho. Ser la clase de líder que está lo suficientemente cómodo consigo mismo y la gente que los rodea como para admitir cuando uno no sabe algo, no puede hacer algo o simplemente necesita ayuda para hacer que ocurra algo, no es señal de debilidad; es señal de fuerza y una oportunidad de empoderar a los demás de una manera auténtica.

Los Beneficios de la Vulnerabilidad en los Líderes

1. Reduce la tensión y el estrés en el trabajo. El estrés se podría reducir considerablemente al permitir la discusión libre acerca de problemas controversiales e incómodos.

2. Aumenta el flujo de las ideas, creatividad, e innovación. Al reconocer que no tienen todas las respuestas, los líderes permiten que los demás contribuyan con sus ideas y críticas. Al admitir sus errores, los líderes permiten que los demás cometan errores y los discutan. Los líderes que reconocen que han tomado malas decisiones a través del ejemplo permiten que aquellos que se encuentran por debajo de ellos sepan que está bien tomar riesgos o hacer sugerencias constructivas.

3. Las conexiones emocionales dan lugar a menos rotatividad. Una gran cantidad de estudios en espacios laborales señalan que el estar emocionalmente conectados con un espacio de trabajo es a menudo un factor decisivo con respecto a si una persona se va a quedar o si va a buscar en otro lugar. Un liderazgo abierto, honesto y auténtico hace que sea mucho más probable que el personal de todos los niveles sienta una conexión con la organización a un nivel emocional cuando se sienten conectados con sus líderes.

Ahora más que nunca, el mundo necesita líderes que sean vulnerables, empáticos, y compasivos - líderes serviles - que ponen los intereses de los demás y del mundo por delante. Hemos visto cómo los demás tipos de líderes - egoístas, narcisistas (y a veces psicópatas) y tóxicos - han creado caos y daño. Es hora de cambiar.


4 visualizaciones0 comentarios