El agua y la energía en el medio ambiente


Por: Verónica Arrocho


Este mes estamos celebrando el día mundial del agua, y aunque una de las maneras más fáciles de proteger el este preciado líquido es reduciendo nuestro uso en la casa y en los negocios, cabe destacar que también hay conexión entre el agua y la energía que consumimos.


Las plantas eléctricas de combustibles fósiles y nucleares, necesitan agua para generar electricidad. Las turbinas de gas, plantas de carbón, y la reacción nuclear generan calor que permite la ebullición del agua para convertirla en vapor. Este último permite el movimiento de las turbinas, lo cual hace girar el rotor de un generador, convirtiendo la energía rotacional en electricidad. Sin agua, la eficiencia de las plantas baja dramáticamente y el proceso de crear el calor produce polución en el aire en forma de emisiones.


Por otro lado, el agua utilizada para recibir y sacar el gas y petróleo que tanto estas, como las plantas nucleares usan, pueden contaminar nuestras aguas comunales. Ejemplo de ello, es que existen reportes de contaminación por radiación en "Turkey Lake" y Fukushima, y de polución de contaminantes en California y Golfo de México.


A diferencia de estas plantas, las turbinas de viento y los sistemas de energía solar no están basados en el calor y no necesitan utilizar agua. Las turbinas de viento utilizan la energía rotacional para girar el rotor de un generador. El exceso de esa electricidad se guarda en baterías. La energía solar convierte los rayos del sol en electricidad, sin necesidad de un generador. Esa electricidad se consume a través de la batería y ninguno de estos procesos produce emisiones. Aunque la manufacturación de baterías requiere agua y crea polución en forma de emisiones, ninguno es de la magnitud de las plantas eléctricas fósiles o nucleares.


Nosotros como dueños de negocios y casas podemos reducir el uso de agua, y mantener la limpieza del agua, cuando usamos e insistimos en el uso de energía renovable como fuente primaria, con plantas fósiles y nucleares como respaldo.

Foto: Suministrada de pexel.com